domingo, 8 de marzo de 2009

ARQUITECRURA Y DISEÑO, ¿DÓNDE ESTÁ EL LÍMITE?

A lo largo del primer parcial nos hemos planteado en numerosas ocasiones cuál es el territorio de la arquitectura y hemos estudiado los problemas que se planteaban al respecto en diferentes épocas sin llegar a una conclusión definitiva. Por suerte no somos los únicos que "sufrimos" ante tal quebradero de cabeza, son variados los estudiosos y críticos que desde el siglo XIX se han dado a la tarea de contraponer los conceptos de arte y arquitectura, terminando con la concepción de que estas áreas representaban a los mismos conceptos.
Por eso, el Congreso Internacional de Arquitectura y Diseño de la revista Arquine dedicará su décima edición a marcar las fronteras entre ambas disciplinas. Este evento se llevará a cabo los próximos 9, 10 y 11 de marzo en el Teatro Metropólitan de la ciudad de México.
A lo largo de tres días, prestigiados arquitectos nacionales y extranjeros, diseñadores, artistas contemporáneos y críticos del tema tratarán de responder la pregunta: ¿Cuál es la línea divisoria entre Arquitectura y Arte?
El encuentro convocará a los profesionales para hablar sobre la construcción del espacio, de la mano de artistas que trabajan el paisaje urbano o que comprimen estructuras arquitectónicas; arquitectos que proyectan contenedores para el arte o que experimentan más allá de los edificios; diseñadores que proponen objetos cuya forma no responde a su uso...
Adriá (director de la publicación) declaraba que las ponencias estarán enfocadas a mentes flexibles que proponen multidisciplinas en el mundo contemporáneo.
En la lista de los arquitectos invitados figuran David Adjaye (Londres), Teodoro González (México), Emilio Tuñón y Luis Mansilla (Madrid), Diller & Scofidio (Nueva York), Ascan Mergenthaler (Brasilia), Enric Ruiz-Gelli (Barcelona) y Pezo von Ellrichshausen (Chile).
Además de artistas de la talla de James Turrell (Estados Unidos), Gabriel Orozco (México) y Monika Sosnowska (Varsovia), y los diseñadores Aranda-Lasch (Nueva York) y Niels Peter Flint (Copenhague).
Para ofrecer un ángulo más completo a la discusión, los críticos Aaron Betsky, director del Museo de Arte de Cincinnati y curador de la XI Bienal Internacional de Arquitectura de Venecia; Mirko Zardini, director del Centro de Arquitectura Canadiense, y Paola Antonelli, curadora del Departamento de Diseño del MoMA de Nueva York hablarán sobre su visión y experiencia.
“Las personas que asistan a Arquine saldrán con una visión más clara de la relación que existe entre la arquitectura —una de las bellas artes que cumple con estándares de belleza y funcionalidad en el espacio— y el arte, que al parecer, sólo responde a la frivolidad de quien lo crea y lo coloca”, comentó Miquel Adriá.
El congreso contará este año con la participación de la Colección Fundación Jumex y la Galería Kurimanzutto.
Adriá agregó que cada año han tratado de abordar temas culturales que les parecen un estímulo para la sociedad y, sobre todo, que se conviertan en un acelerador de neuronas, pues es su principal propósito.
“Al igual que los años anteriores no pretendemos que la gente salga con una conclusión, simplemente queremos crear más caos e ideas que les lleven por diferentes vertientes para que nunca dejen de analizar”, concluyó.

Por lo que parece, queridos compañeros, después de todo ni los más afamados en el campo, nos van a sacar de dudas, por lo que tendremos que seguir estrujándonos las neuronas para intentar acercanos a una solución medianamente satisfactoria, cosa que seguro que nuestros profesores agradecen profundamente.

2 comentarios:

dingolondango dijo...

El debate acerca de los límites de la arquitectura resulta muy interesante y, bajo mi punto de vista, una reunión de arquitectos con profesionales de otros ámbitos, con una perspectiva externa a la arquitectura, puede ser muy productivo. Sin embargo, no comprendo las declaraciones del propio director de la revista organizadora del Congreso, Miquel Adriá, que parece establecer una separación entre "las bellas artes" (a las que pertenece la arquitectura) y "el arte" (al parecer algo accesorio), como si la relación entre ambos términos se limitase a su etimología.

De todos modos, esta ambigüedad no deja de invitar a la reflexión acerca de la relación entre arquitectura, arte y diseño.

Cubillismo dijo...

En momentos asi quisiera poder ir a México... tan cerca y tan lejos.

Este congreso desde mi punto de vista puede llegar a ser muy bueno para cualquiera que pueda asistir y pueda comprender y aprender sobre el debate. Y mas con grandes artistas y arquitectos de alto renombre.